martes, 30 de diciembre de 2014

Paseo

video

Fue hace unas semanas ya, pero quería compartir ese lindo día de paseo.


Es raro que podamos salir todos juntos, así que a veces hacemos paseos repartidos.


Mario salió con Agus y un amigo a Puerto Madero, a visitar uno de los barcos museo.
No me acuerdo el nombre, pero es muy conocido.


Está bueno para salir un rato a tomar aire y divertir a los chicos con algo diferente.


Mmmm! qué ganas de tener mi propio barquito!

video





jueves, 4 de diciembre de 2014

Juani

Mi Juani


mi bebé hermoso,

























Ayer nos dieron un primer diagnóstico general:
autismo.
Tenemos un largo camino por delante.
Pido fuerzas y pido alegría.
Con esas dos cosas vamos a poder enfrentar lo que sea. 

viernes, 28 de noviembre de 2014

familia


Muchas veces aparecen las dificultades en nuestra vida ( casi siempre, bah!) y me angustio y me muero de miedo y quiero que todo sea un sueño para poder despertar y dejar los problemas atrás.

Ya se va a cumplir un año de la internación de Agus y un año también desde que empezamos a notar algo distinto en Juani, algo que no estaba bien. Todavía estamos esperando el diagnóstico definitivo y el alta definitiva respectivamente.

Es difícil empezar el día con esas preocupaciones en la mente, como dije, se hace pesado y me da miedo el no saber qué va a pasar.

PERO, ,PERO,  PERO, esto lo cuento acá y en voz baja, porque de alguna manera hay que desahogarse.

Hace un año estaba con un hijo en terapia intensiva llorando, desconsolada, aterrada, cansada y embarazada!

Todavía me cuesta creer que pasamos por todo eso. A la madrugada me despierto y los voy a ver a su cuarto, los tapo o les acomodo la almohada, pero más que nada me gusta mirarlos dormir tan lindos, tan tranquilos, con ese soñar bendito que sólo tienen los chicos.
 
Hoy Agus está mejor, Juani estará mejor y Tomi nació bien. Están los tres conmigo todos los días y todas las noches y no puedo más que estar feliz por eso.






<a href="http://www.bloglovin.com/blog/12940177/?claim=cdyqwu8yutt">Follow my blog with Bloglovin</a>

domingo, 9 de noviembre de 2014

"Se aceptan mascotas pequeñas, no se aceptan niños pequeños"

 Esto advertía uno de los tantos avisos de departamentos que estamos viendo para mudarnos.

Queeeé?!



Así como lo leen, lo leí yo también y escuché otras tantas excusas más ofensivas.

Me dicen que, por ejemplo este bebé, que ni siquiera se sienta solo todavía, puede arruinar un departamento, tanto o más que un caniche.
 

O tal vez este otro salvaje de casi 2 años podría  devaluar un edificio entero.


" Te parece ma?"



"A mí no me miren, todavía no hablo ni gateo"



No hay caso, no conseguimos nada. O piden 2 garantías propietarias, o aumento escalonado semestral, o no aceptan niños, etc. En uno, me dijeron que los propietarios del edificio no permitían inquilinos con chicos(!!!) Hay de todo y entiendo que el propietario quiera cuidar lo suyo y puede poner las condiciones que quiera, pero últimamente ya me siento discriminada.





domingo, 12 de octubre de 2014

Sin novedades en el fuerte!



...digo, en el frente.
La última vez que escribí, no sabía qué iba a pasar con mi trabajo En realidad todavía no lo sé, pero por ahora estoy en la oficina haciendo trabajo administrativo, papeleo. Y está bueno, es tranquilo, me gusta.



En casa seguimos a dieta  baja en sodio y controlada en proteínas, y  a propósito de eso, para no aburrirnos con el pollito y el puré, estuve probando nuevas recetas



La focaccia fue un éxito



la pasta casera, bue, un poco dura pero con práctica y la crítica constructiva de los degustadores ( marido e hijo mayor) sé que puede mejorar.

 Los chicos bien, superando exámenes médicos y esperando nuevos turnos. Con suerte, a fin de año tendremos un diagnóstico definitivo para Juani y Agus descansará de sus controles por el suh hasta marzo.


Que todo siga tranquilo, que fluya sin sobresaltos, que nos pase más nada malo.






sábado, 27 de septiembre de 2014

Chau


Ayer fue mi último día de trabajo
y debo decir que lo voy a extrañar.



Le dije chau a las plantas, me despedí de los compañeros


y me quedé mirando el atardecer que tantos viernes  me  regaló este lugar.


Trabajé duro, me insolé en los días de verano, mientras regaba la terraza.
 


Pero de todas maneras sigue siendo el mejor trabajo que pude tener hasta ahora.


Veremos cómo sigue...

lunes, 15 de septiembre de 2014

tomi durmiendo


Cuántas hora duerme un bebé durante el día, los primeros meses?


Muuchas!
Y una se va malacostumbrando


y aprovecha todos esos lapsos de tiempo libre para hacer cosas



de lo más extravagantes
como descansar tirada en el sillón
aunque tenga una pila de platos por lavar esperando en la cocina
o mirar un rato el noticiero, a ver qué está pasando allá afuera, en el mundo real.


Pero todo eso se acaba al llegar a  los tres meses.
Las siestas varias del bebé se reducen a una sola,
de ahora en más hay que elegir entre bañarse rápido o cocinar,
almorzar o colgar la ropa,
pintarse las uñas, secarse el pelo con secador
 o quedarse embobada 
con las miradas y las sonrisas que hace el bebé. 





Después de todo,
ahora empieza la diversión.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Y ahora qué?



Ayer me enteré que a fin de mes se vence el contrato del servicio que prestamos a la empresa donde trabajo y que a partir de entonces decidieron prescindir de dicho servicio por cuestiones internas de presupuesto, es decir, que me quedé sin trabajo.

Después del balde de agua fría inicial, me aseguraron ( mis empleadores directos) que no me tenía que preocupar, que ya me iban a reubicar en otro lado, que me quedara tranquila.

Y asombrosamente, estoy tranquila. No sé qué será de mi futuro laboral inmediato, pero sé que lo que venga será lo mejor para mí y mi familia, porque otra cosa no voy a aceptar.

Durante 2 años este fue el trabajo perfecto para mí, parecía hecho a mi medida ( pocas horas, cerca de casa, más los beneficios de estar en relación de dependencia) y eso que lo conseguí de manera fortuita, a través de un mail de una amiga - de una amiga -  de una amiga.

De la misma manera, siento que ahora viene  algo bueno, especial para este momento de mi vida y de los cambios que se produjeron en ella. Sólo queda esperar.


viernes, 12 de septiembre de 2014

Qué comemos?


Este gordo hermoso no quiere comer.
Es decir, sus gustos últimamente están tan reducidos que no hay nada que le venga bien.
Esta es su lista de favoritos indiscutibles:


Arvejas,
 pizza y empanadas caseras,
 vitina, 
pan,
 tarta de jamón y queso,
yogurt,
banana y manzana


Está en "esa etapa"


y por más que pruebe otras recetas de mil maneras diferentes
todo termina en el piso sino le gusta


Aaah! ( suspiro)
el trabajo de una madre
no tiene fin!








Fin de semana



Para mí, los días más lindos de la semana son el viernes por la noche y la mañana del sábado. Ese tiempo se me hace eterno y lo disfruto tanto!
Cuando llego del trabajo, empieza mi fin de semana, a veces hago pizza o empanadas o cenamos "ya-te-vi" de cualquier cosa (esto es: todo los restos de comida que hay en la heladera guardados en tuppers). Pero lo mejor viene después, cuando los chicos ya están durmiendo y  puedo darme el lujo de ver una peli completa (sin volumen para no despertar al bebé), mientras como algo dulce, un chocolatito, una galleta o hasta una manzana. Seamos sinceras, como todo eso a veces.


El sábado nos levantamos cuando queremos (más o menos, si Mario trabaja o los bebés se despiertan temprano), uso piyama hasta el mediodía,  nada nos corre, es un placer.  Los chicos remolonean en la cama grande, donde espontáneamente se dan las escenas más dulces y tiernas que una mamá puede ver.





Generalmente desayunamos todos juntos: té con leche para papá, lo mismo para Agus, una mamadera para Juani, teté para el bebé y mate para mí.. Cómo disfruto de los chicos, mi mate, marido en casa, la compu ( y sí, no podía faltar) y ese silencio especial de los sábados que no es deprimente a diferencia del domingo. 

Claro que ese disfrute tiene su precio, el almuerzo se atrasa, la casa está patas para arriba,la tarde no dura nada. Todo lo que dejé para hacer el sábado, no lo hice y quedará pendiente una semana más.
Ya enseguida se hace de noche, y el domingo se nos viene encima. No me gusta para nada el domingo, me recuerda odiosamente que al día siguiente hay que trabajar, volver a la rutina, a los madrugones. Pero ese es otro tema, otro día.




martes, 9 de septiembre de 2014

A trabajar!


Se acerca la fecha, mañana empiezo a trabajar!
Mi licencia por maternidad + los días de vacaciones que no disfrutaré, llegaron a su fin. Tenía ganas de empezar, para salir un poco de casa, aunque cómo voy a extrañar a los chicos! Además estoy amamantando y es bastante incómodo pasar hasta 6 horas sin darle la teté al bebé.
 Como tengo un trabajo de pocas horas , no llevo el sacaleche, me tengo que aguantar hasta llegar a casa. Lo máximo que trabajo son 4 horas y el viaje ( qué quejosa, no?) y es tres veces por semana, así que no es taan terrible, pero siento un tironeo cuando dejo a mis hijos, más que nada al bebé.



Cuando vuelvo a casa, corriendo, ruego que esté despierto para poder darle de comer yo, en lugar de que tome la mamadera que le prepara la abueli (mi mamá). Es gracioso porque mi mamá le enchufa una mamadera cada vez que llora más o menos, o por las dudas nomás y él se la toma.
Agradezco infinitamente no tener que dejarlos en una guardería, gracias a Dios tengo a mi mamá que hace de todo y más por sus tres nietos y por mí, porque me da la posibilidad de salir a trabajar tranquila.